Entrevista a Juan Manuel García, actual Coordinador General de la Delegación General de Estudiantes.

Posted on 31 mayo, 2011

0



Queremos que esta sección del periódico sea una ventana a las vivencias y experiencias de aquellas personas que en algún momento de sus vidas han contribuido con sus acciones a mantener viva la llama del activismo y la participación estudiantil en diferentes ámbitos y con distintas inquietudes. Nuestras dos primeras entrevistas recogen los testimonios de Juan Manuel García, actual Coordinador General de la Delegación General de Estudiantes; y Alberto Matarán, Director de la Cátedra José Saramágo- seminario de medio ambiente y calidad de vida de la UGR. Ambos han participado de diferentes formas y en diferentes momentos históricos en el movimiento estudiantil.

Has sido Delegado de la Universidad de Granada durante un año. ¿Qué destacas de esta época universitaria en la que te ha tocado vivir?

Bueno en realidad han sido 8 meses o menos como delegado. Con respecto a los estudiantes, quizás la apatía con la que nos hemos encontrado…

¿A qué te refieres con apatía?

Bueno, no sé, pero puede ser apatía lo que veo. Porque no es rechazo tampoco a la movilización, y si hablamos de representación o participación estudiantil no creo que exista una negativa a participar, sino que la gente quizás no tiene una verdadera consciencia de lo que es la universidad. No sabe que se rige por principios democráticos y a través de órganos de representación.

¿Crees que el estudiantado llega a la universidad con unas deficiencias de participación?

Sí, eso está claro. Creo que los estudiantes no tienen consciencia de que hay que participar. No sé cuál será el porcentaje de participación en los consejos escolares de los institutos pero posiblemente pocos sepan que existe un consejo escolar. ¿Quién vota los representantes en los consejos escolares?

Además de ser Delegado de la Universidad, estás en claustro, eres representante en varios órganos y comisiones de gobierno ¿tus inquietudes van más allá de la representación? ¿te mueves en actividades fuera de la universidad?

A mí siempre me ha gustado hacer cosas. Cuando estaba en el instituto hacíamos movilizaciones contra la guerra, contra la LOU… Digamos que aquí, en la universidad, hay sectores que como en la sociedad cada uno tiene que cubrir u ocupar la trinchera que le toca, y ahora, en la universidad me ha tocado luchar en la trinchera de la representación. Pero, en cualquier caso, seguramente estaría metido en otros jaleos.

Cuando estaba en el instituto pertenencía a una ONG que se llamaba Algarive, “Acción Social Algarive”, donde por ejemplo montábamos acciones en contra de la desigualdad, la deuda externa… de todas formas pienso que muchos de quienes estábamos allí cumplíamos el perfil de personas que se implican allá donde estén y que nos gusta participar en la comunidad de la que formamos parte. Por eso sé que aunque ahora mismo esté casi por entero centrado en la representación, en el futuro terminaré involucrándome en otras cosas.

En muchas ocasiones existe la tendencia de comparar a los estudiantes actuales con aquellos estudiantes de los 70, 80… ¿crees que hay diferencias entre la participación de los estudiantes de ahora y los de entonces?

Bueno, diferencia en la participación está claro que hay. Pero si a lo que te refieres es si existe una diferencia en la participación neta de las personas, yo creo que sí, pero a favor de los estudiantes que están actualmente en la universidad.

Es verdad que en la situación que había en los 70, una de las pocas herramientas que tenían como una forma de canalizar su participación en la sociedad era a través de la universidad, que era un reducto de semi-libertad que quedaba. Pero, ahora, hay tantos canales diferentes que… normalmente tu compañero de clase si no participa en representación, está metido en una ONG o en una asociación de vecinos, o tiene una asociación de videojuegos… Creo que sí que hay mucha participación, pero que hay tantos canales de participación y tan descoordinados entre sí, que probablemente la creencia general es que la gente no participa.

¿Es esta descoordinación la que crees que entorpece un poco la participación y movilización de los estudiantes?

Yo creo que lo que más entorpece es la desinformación. Pienso que la gente no tiene una consciencia democrática de verdad, porque no somos críticos, votamos lo que “nos dicen” que votemos, no nos ponemos a analizar los programas electorales… esto pasa igual en representación y en la universidad. Cuando llegas a la universidad, quitando algunos frikis que nos ponemos a ello, ninguno se pone a mirar la página web para ver cual es la estructura de la universidad, los órganos de gobierno, cómo se rige la universidad.

Creo que habría que hacer una información más activa para atraer al estudiante o para informar al estudiantado de que las cosas se pueden cambiar, que en un consejo de departamento se puede cambiar la forma de evaluar una asignatura y de que en un consejo de gobierno se puede cambiar el calendario académico, en un consejo social las tasas… informar de verdad de las posibilidades que da la representación.

Una de las funciones de la Delegación General es precisamente informar ¿crees que es deficiente por tanto la utilización o la forma en que informa la DGE?

Sí, yo creo que sí. Pero, porque la DGE tiene un reglamento que hace que su composición de personas sea muy amplia, eso no quiere decir que sea malo, sino disfuncional. No creo que haya que empequeñecerla a niveles generales, pero… creo que deberían existir asambleas en las que cualquier persona pudiese venir y pudiese comentar lo que quisiese. De hecho nuestros plenos son abiertos, aunque nunca viene nadie, bueno alguna vez han venido un par de personas… Pero, la forma de funcionar que tiene la Delegación por las dinámicas que tiene y la ciclicidad de la vida del estudiante hace que en cuanto pasan unos meses de la elección, nos quedemos sin gente para poder hacer cosas. Y, con 5 o 6 personas se pueden hacer muchas cosas, de hecho se hacen, pero no podemos llevar 6 o 7 proyectos a la vez, que sería lo suyo en una Delegación, sobre todo en una delegación tan grande como es la de la Universidad de Granada.

El proceso Bolonia ya se puso en marcha ¿cuál crees que debe ser el papel del movimiento estudiantil con respecto a las reformas que se estń llevando a cabo y las que quedan por llegar?

El papel de los movimientos sociales siempre es ser críticos con aquello que esté de actualidad. Creo que la representación debería servir para parar los procesos y dejarnos un tiempo para reflexionar profundamente. Luego los movimientos estudiantiles deberían ser capaces de difundir esta reflexión a todos los niveles.

Realmente lo que pasa es que, ahora mismo no hay movimiento estudiantil, porque tampoco estamos totalmente acostumbrados a participar en este tipo de movimientos sociales y eso posiblemente sea un problema.

Por tanto, yo creo que lo que habría que hacer ahora mismo es reflexionar y posteriormente crear estrategias a corto, medio y largo plazo para ver en consiste esta reforma, qué va a suponer en un futuro y pensar que podemos hacer contra ella si es que hay que paralizarlo.

¿Está muerto el movimiento estudiantil o solo dormido?

Está claro que están dormidos. El movimiento estudiantil no está muerto, porque sino nosotros estaríamos muertos, no existiríamos (risas).

Creo que el movimiento estudiantil tiene mucho futuro, siempre lo ha tenido. Y, ahora mismo solo está en una parte baja del ciclo como en muchas cosas.

Para terminar. Sigues siendo estudiante de la UGR, aunque estás a punto de acabar tu carrera. Dentro de poco habrá elecciones a la DGE y no sabemos si seguirás o no, en cualquier caso ¿en que crees que debería centrar sus esfuerzos el acivismos, movilización y participación estudiantil?

Seguir, no voy a seguir (risas). Ya lo he dicho un montón de veces. Pero, eso creo que tendrá que pensar quien venga más tarde. Yo si continuase y tuviese un equipo de gente como el que he tenido, pero más amplio, intentaría fomentar la participación como creo que lo hemos hecho en los meses en los que hemos estado nosotros. Al menos ahora hemos estado difundiendo la imagen de la Delegación en estos 6 o 7 meses, haciendo actividades, bookcrossing (que está por ponerse en marcha), las jornadas de Saramago, las jornadas de formación con las delegaciones… seguiría por tanto, formando a la gente incitádoles a que participasen.

Anuncios
Posted in: Entrevista, Portada