VUELVEN… AUNQUE NUNCA SUPIMOS SI SE HABÍAN IDO.

Posted on 13 junio, 2012

0



En la redacción de 87 grados estos meses se ha disparado la factura del café. Pasamos noches enteras, embobados, mirándole a Rajoy esas dos preciosas cosas que tiene por ojos (“S’an namorao” que va diciendo por ahí el becario). Miramos y miramos; esperando que en caulquier momento, por descuido o casualidad, se vea tras una fina lámina de plástico, esa pupila azul: y es que estamos convencidos de que el hijoputa es Zapatero con lentillas.

No se rían ni pongan cara de voy-a-llamar-al-loquero-ya-mismitico, es la única explicación posible. Bueno, cabe la posibilidad de que todo esto sea como ‘el día de la marmota’ (¿Vieron a los periódicos sacando en portada la gala de los Oscars del domingo, un martes? Puro ‘Atrapado en el Tiempo’. Y luego querrán seguir abiertos…) pero preferimos ‘Lost in Translation’ con la Scarlett.

Hoy venimos cinematográficos ya ven: El PSOE se cree Forest Gum y piensa que las elecciones son como una caja de bombones. Puta mala suerte, dicen ahora por Ferraz.
Y es que claro cuando no se comprende que ser la única izquierda viable no te da carta blanca. Y, tras 8 añitos de gobierno, ahora se echa al monte, deja dos opciones: o a) tienen un ligero déficit intelectual (tipo Jar Jar Binks, ya saben) o b) son unos sinvergüenzas. Te dejamos, sabio lector, que saques tus conclusiones.

Ha resultado en cambio que Rajoy es el Mago de Oz: un hombrecillo que se oculta tras fastuosas proclamas vaticanistas y neoliberales pero en el fondo es un “mierdas”.

Izquierda Unida ha perdido la barba (que han ganado Naniano y Rasputín, digo Rubalcaba). En UpyD, Rosa y sus muñecos nos recuerdan constantemente al malo de American History X. Y, bueno, Equo, equo, quo, uo, o, o, o.

En fin… Con la progresiva desideologización del espacio público, la lucha electoral se ha ido trasladando progresivamente desde el eje derecha/izquierda al eje tontos/gente-que-sabe-leer. Y, al menos en este país, tenemos un régimen de partido único de clarísimo color ‘tontuno’. Esta es la verdadera tragedia española: la de que si cada pueblo tiene los líderes que se merece, somos un pueblo de mierda.

Por eso está aquí de nuevo 87grados, para recordárselo. O como decía el Partido de la Gente del Bar, 87grados “la revista inútil, la revista como tú”.

Anuncios