La Didáctica de la Didáctica- Por Mª Mercedes Cano.

Posted on 21 junio, 2012

0



¿Queremos cambiar la educación?

            ¿Nosotr@s o l@s profesor@s? Poc@s docentes estarían dispuest@s a cambiar sus metodologías magistrales en las que subid@s a una tarima hablan y hablan; y el “alumnado” (y no digo estudiantado porque permanecen pasivos y pasivas) algun@s copian, otr@s oyen y otr@s piensan, pero en ninguno de los sujetos se está produciendo el actual término de la “enseñanza-aprendizaje”, tod@s permanecen ajen@s. El profesorado dicta, el alumnado copia, convirtiéndose en meros copistas de las teorías consagradas del saber; y el/la profesor/a es tan sólo una voz que monótona y pasiva se reproduce año tras año.

El estudiantado de magisterio como futuras y futuros profesionales de la educación debe actuar, debe alzar su voz porque está formándose y en poco tiempo también serán formadoras y formadores de otras y otros. Si no se les está dando la oportunidad para reflexionar, para pensar, para producir, para analizar y sintetizar los contenidos que repite el cuerpo docente día tras día, conseguiremos fotocopias perfectas.

Un ejemplo vale más que mil teorías didácticas. La didáctica no se define ni se explica, se aplica para que se produzca una enseñanza significativa porque si no, ¿cómo relacionar la teoría de las nuevas didácticas si luego se imparten las tradicionales?

¿Estamos creando estudiantes pensantes? ¿Es el libro de texto un pensamiento único, real y verdadero? Sí, así es, el libro de texto amansa, suaviza, controla y doma estudiantes porque transmite (y no digo enseña porque no hay enseñanza) un pensamiento común. Y de esta manera es mucho más fácil tener en el redil a las ovejas (y no digo estudiantes porque somos borregos).

¿Eso es EDUCACIÓN? ¿Adoctrinar con un libro de texto? ¿EDUCAR no era dar libertades al ser humano? ¿Cómo conseguirlo? A través de la experiencia y un aprendizaje significativo, activo, participativo, donde se construya una verdad divergente y relativa porque está compuesta por una sociedad plural e integradora.

Si ni el conocimiento, ni la ciencia, ni la experiencia, ni la historia son estáticas, ¿Por qué la forma de educar sí? ¿Por qué no ha avanzado durante los últimos tres siglos?

Ahora que somos conscientes de que algo está fallando, tenemos la oportunidad de que nosotras y nosotros seamos l@s autor@s del cambio, de la evolución de la educación donde l@s docentes sean guías y l@s discentes aprendices autónom@s.

¿REVOLUCIÓN? ¡¡SÍ!! Todo cambia, ¿por qué no la forma de EDUCAR al estudiantado? Concienciar al profesorado es complicado, de CD de audio a guía turístic@ de la enseñanza; pero más aún es cambiar la actitud del estudiantado, de fotocopiadora a pensador@s y creador@s, porque la comodidad de transcribir los discursos es preferible antes que formar parte del proceso en sí.

Anuncios