Migraciones – Por J. Manuel Jaén

Posted on 17 octubre, 2014

0


Valla Melilla By StephaneMGrueso [CC-BY-SA-2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

Valla Melilla By StephaneMGrueso [CC-BY-SA-2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)%5D, via Wikimedia Commons

Las migraciones han ocasionado uno de los temas políticos de mayor relevancia y han ocasionado cambios sociales en todas las sociedades del mundo. Cuando se abordan temas relativos a la inmigración poca gente se mantiene indiferente. Las críticas hacia un tema tan complejo son muy variadas, desde la opinión de perjudicar la tasa de empleo en contra de la población nacional, hasta el hecho de ver la inmigración como algo necesario tanto en temas de diversidad cultural como en crecimiento de la economía del país.

Por el contrario hay quien defiende el argumento de que la población inmigrante (normalmente los mas desfavorecidos) lo que aumentan es la economía sumergida, puesto que vienen formando parte o para organizar mafias.

Leyendo sobre la materia, estudiosos del ámbito irónicamente relataban: “los narcos no llegan en patera sino en avión” cuestión que al margen de la forma de entrada en cada país, me parece absolutamente lógica, pues gran parte de la inmigración de mayor humildad, bien provengan del continente africano o de otro cualquiera, salen de sus países de origen buscando algo mejor que ofrecer a sus familias y a ellos mismos, debido a la precariedad en grandes ámbitos que sufren muchos de ellos en sus países de nacimiento, normalmente, por una mala gestión de los políticos que allí mandan.

La corrupción es de los temas mas sonados de los últimos años en la mayor parte de los ámbitos sociales. Tristemente no son pocos los casos de corrupción que quedan impunes, y sin embargo por actos delictivos menores, son muchos los que pagan.

Al oír últimamente todos esos casos de corrupción que están saliendo a la luz yo me pregunto: ¿qué diferencia existe entre organizaciones criminales que se dedican a cometer actos delictivos y organizaciones políticas, o políticos de turno que son corruptos? La respuesta en mi no se hizo esperar: los políticos corruptos, enseñan solo una parte de su cara, con hipocresía y disfrazándose de querer lo mejor para todos, se aprovechan de los que confiamos en ellos; para al final salir favorecidos ellos, y los de su alrededor. O en otras palabras “tirar la piedra y esconder la mano”. Acabando así, por desconocimiento o manipulación, siempre desfavorecidos los mismos: “el pueblo”.

Muchos de los inmigrantes que comentaba al principio buscan oportunidades fuera de sus países de nacimiento, con el fin de poder ser un poco mas libres, entendiendo el Estado como un conjunto de personas que delegan el poder de forma democrática en unos representantes que van a garantizar sus derechos y hacer en la medida de lo posible lo mejor para todos con independencia de intereses propios. Intentando organizar la sociedad de la forma mas justa e igualitaria en todos los términos, sexualidad, igualdad de oportunidades, derechos humanos, términos económicos, etcétera, y no de forma contraria.

¿Hacia dónde nos dirigimos? De la cantidad de preguntas que nos hemos cuestionado, quizás esta sea una de las incógnitas que con mayor intensidad sacuda nuestro pensamiento. Incertidumbre que hace reflexionemos con esperanza lo que nos queda por ver.

De ser el cambio una posibilidad ¿En qué magnitud se vetaría o no, el pensamiento en desarrollo y conocimientos alternativos? Al pensar de dónde venimos o lo que hizo que seamos lo que somos, a veces nos ayuda a elegir el rumbo que deseamos con gran anhelo en nuestro porvenir de la mejor forma que consideremos realmente posible; aunque no siempre estemos en lo adecuado ante los ojos del materialismo impositivo que nos rodea en el mundo.

Anuncios
Posted in: José M. Jaén